Ver búsqueda de navegación

Navegación

Buscar

Los neumáticos

La degradación de un neumático no sólo se produce con el desgaste que provoca el uso. Aun estando la caravana, remolque o autocarava estacionados, los neumáticos reciben un ataque constante. El sol, la lluvia, el frío, los cambios bruscos de temperatura y el envejecimiento natural por el paso del tiempo son algunos de los factores que intervienen y que pueden considerarse claves.

Su buen estado es de vital importancia para la seguridad en la conducción. Su conservación no requiere unos cuidados especiales o complicados, pero sí un mínimo de atención.

Por todo ello, no es recomendable esperar al mismo día de la partida para comprobar su estado y la presión de aire. Existen muchas posibilidades de encontrarnos con sorpresas nada agradables que, en aquel último minuto, nos complican y enturbian el optimismo de la salida. Con un poco de previsión, el tiempo necesario hubiera sido mínimo.

Veamos por separado las dos situaciones de deterioro; en reposo y en circulación.

Respecto a la presión de los neumáticos:

Debes inflar las ruedas cerca de su presión máxima que suele venir indicada en las inscripciones de la propia cubierta.

Como el peso de las caravanas descansa únicamente sobre dos ruedas, estas, deben inflarse cerca de su presión máxima para evitar que sufran demasiado.

Dicha presión máxima suele venir indicada en unidades PSI, que pueden transformarse en Kg/cm2, multiplicando por 0'07.

Una inscripción en la cubierta de 50 PSI, significa que su presión máxima de inflado EN FRIO (después de circular sólo unos pocos kilómetros) es de 3,5 kg/cm2.

 

 

EN REPOSO

Cuando tenemos la caravana, remolque o autocaravana aparcados durante largos períodos de tiempo, la mejor conservación es sacar las ruedas para guardarlas en un lugar cubierto. Existen en el mercado unos soportes especiales para sustituirlas y mantener la estabilidad del vehículo sin ellas.

Si no queremos esforzarnos demasiado en esta operación o no disponemos de un lugar adecuado para almacenarlas, procederemos a protegerlas de la siguiente manera:

- Estacionar la caravana o remolque con las patas estabilizadoras bajadas, presionando el suelo para quitar esfuerzo a las cubiertas. Proteger los neumáticos de los rayos directos del sol, cubriéndolos con un tapa ruedas. Con ello reduciremos el calentamiento del neumático y la diferencia de un cambio brusco de temperatura.

Los elementos climatológicos, junto con el envejecimiento natural, producen unas pequeñas grietas en la goma que pueden llegar a causar un reventón.

EN CIRCULACIÓN

Para evitar un desgaste no uniforme del neumático y también para la seguridad en la conducción es imprescindible llevar la presión adecuada de inflado; igual en las dos ruedas (caravanas y remolques). La presión correcta varía en función del tipo de neumático, medida y carga que soporta.

Como norma genérica podemos establecer una presión entre 2,5 a 3 bar. Sobre todo en los elementos de caravaning de doble eje (caravanas y autocaravanas) debe extremarse la precaución en dotar de idéntica presión a ambas ruedas; en caso contrario, además de producirse  un rápido desgaste, se resintiría la línea de circulación.

Tengan en cuenta que, a mayor presión, se arrastra mejor la caravana; pero también tendremos menos adherencia a la carretera.

Eviten dar golpes en piedras o en el canto de los bordillos: un golpe puede fácilmente deformar el neumático e inutilizarlo para su uso.

PINCHAZOS

Aunque no sucede con frecuencia, no hay que descartar la posibilidad de un pinchazo en la caravana o el remolque-tienda. El momento del pinchazo no se detecta normalmente de inmediato -contrariamente a lo sucede cuando pinchamos una rueda del coche-. Si estamos atentos a la conducción notaremos unos ligeros movimientos que indican que la caravana o el remolque no nos siguen con la misma fluidez a la que estamos acostumbrados.

Deténgase lo antes posible. Si circulan demasiados, metros con la rueda pinchada, lo más probable es que no puedan recuperar el neumático y deban comprar uno nuevo.

Para proceder al cambio de rueda actuaremos de la siguiente manera:

- Poner el freno de mano y calzar la rueda que no ha pinchado.

- Aflojar un poco los tornillos de sujeción de la rueda.

- Bajar las cuatro patas de apoyo hasta que apoyen ligeramente en el suelo. No hay que intentar levantar la caravana con ellas: lo más probable es que no soporte el esfuerzo: utilice un gato auxiliar.

- Si utiliza el gato del automóvil o uno hidráulico, seguramente no podrán levantar la caravana de una sola vez. La altura del suelo al chasis (lugar donde deben apoyar el gato, nunca en el piso de la caravana) no les permitirá hacer la elevación en el eje. Sitúen el gato donde el chasis se lo permita, levanten la caravana y utilícenlas patas de apoyo para mantener la altura conseguida. A continuación desplacen el gato hacia el eje y repitan la operación hasta conseguir la altura suficiente que les permita sacar la rueda. Tengan en cuenta que precisarán más altura para colocar la rueda de repuesto que para sacar la pinchada.

- Mantengan las patas de apoyo bajadas y el gato en posición de trabajo durante la operación del cambio de rueda.

- Una vez efectuado el cambio, no bajen la caravana de golpe; háganlo lentamente, combinando la utilización del gato y las patas de apoyo.

- Aprieten bien los tornillos y repáselos después de circular durante algunos kilómetros del viaje.

Si su caravana equipa un chasis integral Al-ko, la operación de cambio de rueda les resultará sensiblemente más fácil y cómoda utilizando el kit Al-ko de gato y soporte, diseñado especialmente para esta función.

            CONSEJOS DE COMO CAMBIAR LA RUEDA DE UNA CARAVANA

         1. Gato hidráulico de 2 Toneladas. Aflojar tornillos de rueda. Después meter el gato bajo el chasis pero por la parte trasera, detrás de la rueda, levantar, cambiar y desapretar los tornillos. Una vez bajada la caravana y retirado el gato, apretar los tornillos. Tras unos doce o quince Kms. reapretar los mismos. Por cierto para colocar el gato si llevas una madera blanda y la colocas entre este y el chasis, te vendría muy bien, para tratar de evitar deslizamiento o bien goma.

         2.- De no llevar el gato antes mencionado tal vez el del coche pueda servir, y de no ser así, suelta la caravana del coche sin colocar rueda jokey y apoyar la lanza en el suelo, a continuación aflojar tornillos y levantar patas, si llevas tacos los colocas lo más cerca de la rueda posible, sustituyes la rueda levantas un poco más las patas, sacas los tacos, bajas las patas, aprietas los tornillos, levantas la caravana y enganchas, a unos doce kms. re aprietas.

Otra de cambio:

         1.- Desenganchar del coche, bajar la rueda jokey hasta el suelo, al máximo, bajar patas traseras hasta 10 cm. del suelo, sin tocar. Subir jokey hasta que despeguen las ruedas del  suelo, y apoyen las patas traseras en el suelo. Ojo la caravana debe queda inclinada hacia  adelante de forma que el peso no ejerza sobras las patas traseras sino sobre la jokey. Bajar  las patas delanteras para más seguridad por si se mueve la caravana. Si por la forma de la caravana o la inclinación del suelo las ruedas no despegan, calzar las patas traseras. A partir  de ese momento pan comido. (dicen)

TABLA DE INDICES DE CARGA

LI    KG

LI    KG

LI    KG

80    450

89    580

98    750

81    462

90    600

99    775

82    475

91    615

100   800

83    487

92    630

101   825

84    500

93    650

102   850

85    515

94    670

103   875

86    530

95    690

104   900

87   545

96    710

105   925

88   560

97    730

 

TABLA DE SIMBOLOS DE VELOCIDAD

J 100

S 180

K 110

T 190

L 120

U 200

M 130

H 210

N 140

V 240

P 150

W 270

Q 160

Y 300

Consideraciones para sustitución de medidas de equipo original:

1.- El diámetro total no deberá exceder más de 3% arriba o debajo de la medida de la llanta que se está tomando como base.

2.- cuando se instalen llantas más anchas asegúrense de los calcos adecuados para evitar rozamientos con partes del vehículo.

3- Cuando se instalen llantas con diámetro total similar al equipo original se pueden incrementar de 10 a 20 m lo ancho de sección de la llanta que se va a sustituir.

Pagina de interés:

http://www.fulda.com/fulda_es_es/index.jsp